Rutas y Fondas

INDICE

Caminos y Sendas

wb01413_.gif (120 bytes)   Valle del Jerte

wb01413_.gif (120 bytes)   Ruta de Carlos V

wb01413_.gif (120 bytes)   Ruta de Honduras

wb01413_.gif (120 bytes)   Ruta del Olivar

wb01413_.gif (120 bytes)   Ruta de las chimeneas

wb01413_.gif (120 bytes)     Ruta de la Plata

wb01413_.gif (120 bytes)   Ruta de la trashumancia

marmoles.jpg (25108 bytes)

Paradas y Fondas

wb01413_.gif (120 bytes)   Hoteles en Navalmoral

wb01413_.gif (120 bytes)   Turismo Rural

wb01413_.gif (120 bytes)   Oficinas de Turismo

wb01413_.gif (120 bytes)  

wb01413_.gif (120 bytes)  

wb01413_.gif (120 bytes)  

 

VALLE DEL JERTE

(El valle de las cerezas)

.....La mejor aduana para entrar en Extremadura es la del Valle del Jerte, encabezado por su Puerto de Tornavacas, "al que se llega por el alto espinazo de la Sierra de Ávila, y que rompe de pronto el paisaje, hundiéndose bruscamente en un Valle de Milagros", en palabras de G. Gómez de la Serna.

.....Es la del Jerte comarca altoextremeña, de acusada personalidad, situada en la vertiente meridional de la Sierra de Gredos. Constituye un pasillo natural que pone en comunicación a Extremadura con Castilla. Ruta antañona de trashumancia, hoy cruza el valle la carretera N-110, que discurre paralela al río en amplios tramos. La cuenca del Jerte sirve de asiento a 10 poblaciones –villas ribereñas y aldeas serranas -, que se integran en una Mancomunidad de Municipios, y cuya demografía apenas rebasa los 15.000 habitantes.

.....Sobre la hermosura y feracidad del Valle se ha ido tejiendo una apretada leyenda que hunde sus raíces en remotos tiempos de la helenización. Se imputa a los griegos –aunque sin base científica alguna - el haber bautizado esta prodigiosa hendidura tectónica como "Valle del Gozo". La expresión ha hecho fortuna desde que la utilizara Alonso Fernández, el cronista placentino del siglo XVII, y es lugar común en cualquier alusión al Jerte.

.....Para otros, como Sebastián Covarrubias (1611), fueron los árabes quienes denominaron "XERETE" a nuestro río por la transparencia cristalina de sus aguas. Para Luis de Toro "..el Jerte, es el más hermoso de todos los ríos", y sobre las cerezas asegura que "mejores no las tiene ni los persas".

.....Los viajeros de la Ilustración se deshacen también en cálidos elogios, como los que dedicaba el infatigable Antonio Ponz: "Describir las regaladas frutas de este Valle, sus castañares, y todo género de plantas, las viñas y huertas de los pueblos, sería cosa larga. De todo se encuentra y de lo más sabroso....".

.....Escritores más próximos a nosotros – Unamuno, Cela, I. Aldecoa, G. Gómez de la Serna,...- han contribuido al mantenimiento del mito literario del Jerte. Aldecoa, por ejemplo, no puede reprimir una honda exclamación al contemplar el valle: " !Santa María, qué tierra!...".

.....Particularmente, recomendamos dos momentos especiales para visitar esta comarca, en primavera y otoño:

.....Por Abril se produce el milagro de la floración – blanca, tenue, aromática – del bosque inconmensurable de cerezos en flor. Como una nieve caída a destiempo, aparece la campiña cubierta con la flor alada del cerezo. La albura de los inmensos campos florecidos impacta de modo indeleble la retina del visitante. 

.....Por noviembre el valle perfecciona su belleza. Se matiza de colores que rompen la monotonía verdosa de los bosques: el roble se torna cobrizo; el cerezal toma un rojo intenso. Y sobre la arbolada policromía del paisaje, emerge la erguida y rutilante amarillez de las choperas.

.....Recomiendo el Valle al viajero que se resiste al tópico. Para éste, el Jerte se le abrirá como un sugestivo mundo en el que todavía las cosas y las gentes resultan genuinas, reales, auténticas. Se tropezará con pueblos de serena belleza, asentados en medio de increíbles parajes, dotados de un estilo arquitectónico propio, con tranquilas plazoletas y frescos soportales de madera.

.....El valle está especialmente indicado para quien goza descubriendo por sí mismo las sorpresas del paisaje: el salto de la trucha que remonta la corriente, la seta jugosa que esconde el robledal, el postrer destello púrpura que arranca el sol a los veneros, vagar por umbrosos senderos que serpentean la montaña, dejarse caer junto al amial acunado por los cálidos mugidos de las vacas, mojar el cuerpo en las chorreras espumosas de cualquier garganta.

.....Si eres de ese ánimo. Penetra en este Valle prometedor del que a buen seguro, no saldrás defraudado.

PAISAJE  Y  PAISANAJE  DEL  JERTE

.....Detengámonos en ciertos elementos paisajísticos del Jerte.

La montaña: Confieren al Valle los dos murallones graníticos que lo delimitan ese aire de fosa profundísima, sobrecogedora. Sobre el horizonte jerteño se recortan los agudos perfiles, las adustas cresterías nevadas. El Valle es el techo impar de Extremadura. Aquí se localizan las más altas cumbres regionales: El Calvitero (2.401 m.), El Torreón (2.374 m.). Conforman estas respetables cotas un apropiado espacio para iniciarse en la práctica del montañismo.

.....Los alineamientos montuosos del Valle se encuentran tejados por innúmeras gargantas, encauzadoras del agua fluyente de los neveros bajo bóvedas formadas por abigarrados ramajes de alisos, fresnos, acebos, nogales.

El agua: El agua en el Valle simboliza riqueza y vida. Agua inquieta de regatos, manantiales, arroyuelos, gargantillas.

.....Aguas del Jerte, el mágico río XERIT, grafía con la que figura en los documentos más primitivos. Aguas cimeras de un río que desde las sierras tornavaqueñas se derrama, valle abajo, ensartando en su cauce poblaciones tan atractivas como Tornavacas, Jerte, Cabezuela, Navaconcejo ..y, en un descuido, prende por el talle de esa dama vieja y remilgada que es Plasencia.

.....Un río que oferta numerosos y acogedores charcos donde ejercitar la natación. Al igual que las plácidas gargantas, de nombres tan sugerentes como Becedas, Los Buitres, Honduras, Nogaledas, Valdeinfiernos, Santa María... Bajo sus aguas pueden contemplarse buenos ejemplares de truchas del país, las de pintas rojas y hasta sorprender a la lúdica nutria buceando en los ensotados recodos.

La vegetación: Varia y prieta, la vegetación continúa siendo un atractivo primordial del Valle. Arriba, el robledal se apodera de los espacios próximos a las cumbres; algo mas abajo, el viejo castañar – que otrora asilvestraba entera la cuenca del Jerte – muestra su pujanza en parajes como "El Reboldo" jerteño, inagotable fuente de riqueza forestal. Inmediato, el nuevo bosque cerezal, que ha arrebatado posiciones a los demás frutales para convertirse en el rey de estos campos. Campos cultivados bravamente por los nativos con el sudoroso sistema de bancales, que escalonan las faldas hasta descender a las orillas del río Jerte. Y es que el cerezo – al igual que antes lo hiciera el castaño y, luego la vid – se ha erigido en el monocultivo del que depende la economía agraria de la comarca, dándole sello de identidad hasta el punto de ser ya conocida como "EL VALLE DE LAS CEREZAS".

.....La monocromía del cerezo es, sin embargo, frecuentemente rota por la presencia de los naranjos y limoneros, higueras y olivos, caquis y granados....., árboles desde antaño aclimatados a la zona.

Los pueblos y sus gentes: los núcleos rurales del Valle se encuentran habitados por gentes sencillas – que no simples -, honestas, hospitalarias, de trato afable.

.....Al Valle no hay que acercarse buscando la monumentalidad artística, aunque también posea excelentes muestras de los más diversos estilos. El encanto de sus pueblos reside en la arquitectura popular, resumen de las dos modalidades arquitectónicas del área gredense: la arquitectura entramada, de madera y adobes, y la arquitectura serrana de piedra. Hay lugares (Cabrero, El Torno) que participan de las dos tipologías básicas, con soluciones arquitectónicas mixtas.

Folclore: Desde la lejana repoblación, el Valle se ha mantenido como encrucijada de culturas: astures, cántabros, gallegos, leoneses, castellanos, además de un fuerte componente semítico, han contribuido a modelar el folclore y las costumbres tan singulares de la comarca jerteña. Nos referimos a los curiosos y ancestrales ritos ("El Judas", "El Jarramplás", "El Tarabayo"...), a tradiciones que reflejan la profundidad religiosa campesina ("Campana de Änima", "Alboradas", "Ramos" ..), a las canciones rondeñas, a las celebraciones taurinas populares , etc...

.....Lo pastoril aflora como un ingrediente cultural de primera magnitud. Esto se justifica por la condición de añejo cordel que tiene el Valle, por la crecida cabaña que mantuvieron sus poblaciones y por la conocida calidad de sus agostaderos. No solo en el folclore, también en lo culinario descubrimos un recio sabor pastoril.

Gastronomía: La calidad de las materia primas, unida a un tradicionalismo culinario, ha desarrollado una interesante cocina autóctona, de sólidos componentes. Algunos platos denotan su ascendencia ganadera: "migas con torrezno", "picadillo de carne cruda de cabra", "sopa de patatas", "caldereta de cabrito", "sopas canas", "patatas revolcás", ...

.....El río y las gargantas obsequian con finas truchas y barbos ("al moje", "escabechados", o fritos). La cabra, amén de utilizar su carne en diferentes fritos, aporta leche para la elaboración artesana de sus quesos blancos, trémulos, envueltos en helechos.Los vinos de "pitarra"– tintos de Jerte o El Torno – bien valen para empujar sabrosos aperitivos de "morcilla gorda", "patata escabechá", o cualesquiera otros que en los bares ofrecen.

.....Para favorecer una buena digestión, dispone el Valle de dos tipos de aguardiente: el tradicional y aromático de uva, moderadamente alcohólico; el flamante aguardiente de cereza ("Kirsch"), que tanto éxito está teniendo. Sin olvidarse de la "Gloria", que en el nombre lleva implícitas las excelencias vaporosas de un típico licor jerteño.

Artesanía: La artesanía atraviesa por una fase de franca decadencia, aunque pueden adquirirse trabajos en madera de castaño (Navaconcejo, Jerte, Tornavacas...), de mimbre (Cabrero, Casas del Castañar), de albardería (Cabezuela). Más vinculada a lo industrial que a lo artesano son las recientes y decorativas piezas de alabastro, producidas en Cabezuela y en la villa de Jerte.

Ir al principio

cafe_az_.gif (120 bytes)

RUTA DE CARLOS V

Ver plano

Ver plano
.....Nos descubre el camino que llevó el Emperador desde Tornavacas a Jarandilla por la fragosa Garganta de los Infiernos.

....Esta es una ruta clásica totalmente señalizada de 27 kms. De recorrido y una dificultad media que atraviesa los términos municipales e Tornavacas, Jerte, Aldeanueva de la vera, Guijo de Santa Bárbara y Jarandilla de la vera. Esta marcha, recrea el mismo recorrido realizado por el emperador Carlos V en su viaje por estas tierras camino de su retiro en Yuste.

.....Sin embargo, hay un tramo insuficientemente señalizado en las inmediaciones del Collado y Puerto de las Yeguas. Antes de coronar dicho puerto, a unos 500 m. Después de haber cruzado el arroyo de Las Colmenillas, donde existen unos prados cubiertos de frondosos bosques que ocultan el sendero. Para superar el problema, hay que dirigirse a la derecha para atravesar la garganta del Hornillo o de las yeguas. Para pasar la garganta hay que dirigirse a un grupo de tres solitarios árboles que hay junto a la rivera. Una vez superada esta garganta el camino aparece señalizado por hitos, pequeñas torres de piedras apiladas.

....Una vez superado el Puerto de las Yeguas surge nuevamente el problema de la desaparición o falta de visión de la señalización. Para superar este obstáculo se propone un camino alternativo. Ya en la cima y justo antes de llegar a dos rocas semiesféricas gemelas hay que dirigirse en dirección este, para descender unos 10 m. En dirección a la garganta del Yedrón. A partir de esa distancia aparecen nuevamente los elementos de señalización en forma de banderas blancas y rojas pintadas sobre las piedras. ..

....En ningún caso hay que tomar la cuerda divisoria de las gargantas, no sobrepasando las citadas rocas semiesféricas, pues nos conducirían a la garganta de San Gregorio y a la zona de Aldeanueva, que no es precisamente la meta.
Ir al principio

 

cafe_az_.gif (120 bytes) Ruta de Honduras o Ruta Judea
.....Une dos villas altoextremeñas de amplio substrato hebraico, Cabezuela y Hervás, por medio de espectaculares paisajes contemplados desde las laderas de Traslasierra.
Ir al principio

  

cafe_az_.gif (120 bytes) LA RUTA DEL OLIVAR
.....Sierra de Gata, en el límite con Salamanca, es muy poco visitada y, sin embargo, guarda un tesoro natural incalculable salpicado tan sólo por cuarenta pequeños pueblos. Desde Valverde del Fresno, a Robledillo de Gata, pasando por Villamiel, Cilleros, Hoyos, Torre de Don Miguel, Gata y Eljas, valles y ríos comparten territorio con bosques de castaños, robles y cerezos y, sobre todo, un milenario olivar, con cuatro millas de olivos, que produce el exquisito "aceite de oro" de gata.
.....Mucho olivo y ni un alma salvo en los pueblos. Un hecho que explica la conservación de esta serranía, pese a los últimos incendios forestales.

.....Aquí habían especies amenazadas como el lince, el buitre negro y el lobo. La naturaleza es desbordante y la podemos disfrutar en burro o en carro. (Extremadura en carro, S.L. 908115919), a caballo (Alternativa de ocio y Aventura 927 10 30 03); o en bici (Camping Sierra de Gata 927-102168).

.....Parada obligatoria es el castillo de Santibañez el Alto, desde donde se ve el valle de la Cervigona, con el río Jalama; las sierras del Salio, las Cabreras y las Jañonas; la Sierra de los Ángeles que se adentra en las Hurdes; el pantano de Borbollón y las llanuras de Calzadilla: Prueba el aguardiente que se conserva en las bóvedas de piedra que hay bajo las casas. Y un detalle. En los pueblos de la zona baja, como Acebo o San Martín de Trevejo, aún se habla el "varverdeiru",una mezcla dialectal del bable, galaico-portugués y castellano.
Ir al principio

 

cafe_az_.gif (120 bytes) RUTA DE LAS CHIMENEAS
.....Situada en la zona oeste de la provincia de Cáceres, se encuentra toda la comarca regada por las aguas del Tajo, concentradas en el embalse de Alcántara, mayor lago artificial de Europa Occidental, lo que hace que la zona tenga un paisaje variopinto, de suelos húmedos y pizarrosos, de formas caprichosamente extravagante y zonas de playas.

.....Esta ruta debe su nombre al pueblo de Navas del Madroño, en el que cada casa tiene al menos dos chimeneas.

Huellas de su historia: En esta comarca son múltiples los estilos de sus monumentos, en ellos se dejan ver las huellas que otros pueblos dejaron marcadas para la eternidad.Este es el motivo del interés que despierta Alcántara, con su puente romano sobre el Tajo o el espléndido convento de San Benito, genial combinación del gótico y plateresco; la Iglesia de la Asunción en Arrollo de la Luz, cercana a su plaza porticada, con fachadas gótico-florida y las pinturas de Luis de Morales, inmortal pintor extremeño; la parroquia de San Pedro en Garrovillas o la de Mártires en Brozas, cuna del insigne Francisco Sánchez, "el Brocense" ; son buenas muestras de aquel próspero pasado.

Fiestas populares: Son sus gentes, como lo demuestran sus alegres fiestas populares, de natural festivo y gustan de celebraciones que han perdurado a lo largo del tiempo.

.....Entre las fiestas populares más destacadas se encuentran, las ferias y romerías de Arroyo de la Luz y Garrovillas, así como las fiestas patronales de todos los pueblos de la comarca y el Festival de Teatro Medieval celebrado en Alcántara durante el mes de Agosto.

Recursos turísticos, monumentales y naturales

puente.jpg (193929 bytes)

ALCÁNTARA: Puente Romano, Iglesia de Ntra. Sra. De Almocovar y Convento de san Benito, declarados Bienes de Interés Cultural; Iglesia de san Pedro de Alcántara y Templo Romano.

BROZAS: Fiestas taurinas, Palacio de los Condes de Canilleros, Palacio de la Torre del fresno y el de la Encina, Parroquia de la Asunción, (Bien de Interés Cultural), Parroquia de los Mártires y de Sta. María.

GARROVILLAS: Cola del embalse de Alcántara, Iglesia de san Pedro Apóstol, Iglesia de Santa María de la Consolación, Puente de Mantible, Plaza de la Constitución y Corral de Comedias.

.....Magníficos muebles artesanales confeccionados en brezo, nogal, encina y raiz de olivo se trabajan en Brozas y Garrovillas.

MALPARTIDA: Los Barruecos (Paraje natural con pinturas silvestres) y el Museo Vostell. Tierra de curtidores, repujadores y alfareros

.....Son los hombres de esta zona, auténticos artistas de los trabajos artesanos, sabiendo mantener el espíritu ancestral y orientándolo principalmente hacia la alfarería, cerámica y guarnicionaría, con ánimo más artístico y de recreo que de lucro de aquí que no se industrialicen sus técnicas.encina y raíz de olivo se trabajan en Brozas y Garrovillas.

f_arroyo.jpg (378608 bytes)

ARROYO DE LA LUZ:    Iglesia Parroquial (retablo del divino Morales). Declarada como Bien de Interés cultural y la Fiesta del Caballo.

   Los alfareros de Arroyo de la Luz eran ya conocidos en los mercados españoles del siglo XVI, mientras que en los trabajos en piel y repujados son de origen musulmán, complementados con policromía y pan de oro.

Gastronomía: Como en casi toda la provincia de Cáceres la mesa está presidida por los derivados del cerdo ibérico, sin olvidar los deliciosos guisos de perdiz y bacalao, la prueba de cerdo y las migas en invierno, las berzas en los carnavales y los potajes y huevos rellenos en cuaresma. .Destaca la dulcería variada como el arroz con leche, las puchas, roscas de aire, huevo y vino, y en quesos, las deliciosas tortas del Casar.
Caza y Pesca:  Son muchas las especies de animales que abundan en esta zona. Tenca, trucha, carpa, lucio y barbo, en sus corrientes fluviales, mientras que los patos, perdices, palomas y codornices constituyen el mayor aliciente para la caza, siendo el ojeo de perdiz, la caza en mano, al paso y en puestos fijos, las formas más usuales.

Ir al principio

 

cafe_az_.gif (120 bytes) RUTA DE LA PLATA o VIZANA
.....Un fantástico recorrido desde la provincia de León, al norte de Astorga, hasta la ciudad de Cáceres. Nombres como Jaraicejo, Madroñera, Plasencia, Guijuelo, Villafáfila, dejan de ser simples nombres en un mapa, para recuperar la tradición de los antiguos pastores que practicaban la trashumancia en primavera y otoño, en busca de mejores pastos.
Ir al principio

 

cafe_az_.gif (120 bytes) RUTA DE LA TRASHUMANCIA
S..Sigue la línea secular de los ganados mesteños por el viejo cordel que atraviesa la cuenca del Jerte, jalonada de típicos ventorros y fragmentos bien conservados de calzada romana.

.....Remontar el curso del río o de cualquier garganta puede ser una ruta repleta de atractivos, amén de una excursión saludable y deportiva, sobre todo para los aficionados a la pesca de caña.

Nota:   Texto recogido de folleto del patronato de Turismo y Artesanía de la Diputación de Cáceres
Ir al principio

 

  • Volver al Indice

      Volver al Indice
  •